Make your own free website on Tripod.com
Congo en la mira de El Viajero Paisa / In the look of the Paisa Traveler     Click the Paisa

Home Sala de Arte Argentina Cambodia Colombia Congo Italia Israel México Poland

 

Paul Eric Kibamba, un joven estudiante de teología en Israel que nos habla de su país: la República Democrática del Congo. Paul Eric nació en 1976 en la capital económica del Congo, Lubumbashi, provincia de Katanga.

Hello, my name is Paur Eric and I invite you to know my city: Lubumbashi.

English / Español

Jerusalén, 21.03.2005 (VP)

 

En la ciudad existe una zona de ricos al norte llamada Golf en donde se encuentra lujosos hoteles como cualquier otro en el mundo, clubes, caros restaurantes, un inmenso hipódromo, grandes casas estilo francés y otras cosas.

Pero a un viajero le recomienda el barrio Kenia, al sur del Centro-Ville, una zona popular, pero conveniente por hoteles modestos y la presencia del más grande mercado de la ciudad, el Mzee Laurent Desirè Kabila, nombre en honor del presidente asesinado hace cuatro años y que era bastante popular. También el Centro-Ville hay un mercado importante, pero es mejor este último de Kenia.

Los medios de transporte público en la ciudad son los autobuses y los taxis. Autobuses todos parten del centro hacia los diferentes distritos, con un costo irrisorio, piensa que mucho menos de 20 centavos de dólar, pero no se atreve a dar precios fijos debido a la constante inestabilidad del franco congolés (U$ 1 = FC 40). Los autobuses no piensen que son chatarra o algo así, sino que con la importación de vehículos de Dubai, la ciudad cuenta con buenos equipos, aunque ruedan todavía autobuses viejos. Los taxis no se distinguen todos por un solo color, como en otros sitios del mundo: cada uno con el color que más se acerque al corazón del dueño. Una carrera de taxi entre el Centro-Ville y el barrio Kenia cuesta aproximadamente cinco dólares. No se conoce el uso del taxímetro, por lo tanto usted debe convenir con el conductor (no se deje tumbar, por cierto).

La comida típica en la región de Katanga se llama el bukari, hecho de maíz, harina y se acompaña de legumbres y pescado. Hay dos tipos de cerveza, todas producidas por una misma empresa: la simba y la tembo (Paul prefiere la primera). Con cinco dólares usted puede tener una comida buena en un restaurante en el barrio Kenia.

Un buen recuerdo para llevar del país es, obviamente, las telas floridas y típicas que se usan para fabricar desde faldas hasta pantalones. Las artesanías en madera y en cobre son célebres. Como es un país que vive en conflictos políticos, no existe propiamente una industria turística ni sitios diseñados para turistas, pues la mayoría de los extranjeros que hay en el país o son negociantes como los libaneses y los pakistaníes o son misioneros y voluntarios que trabajan en organizaciones no gubernamentales.

En las afueras de la ciudad se encuentra la gran mina de cobre que forma una inmensa montaña árida y negra que identifica a la ciudad desde la lejanía.

Paul Eric dice que lo mejor del país es la gente, cuyo encuentro es siempre grato e inolvidable.

Para él los problemas prioritarios del país son hoy la atención a una gran multitud de niños de la calle que atestan la ciudad, producto de la guerra que azoló al país hace poco. Obviamente esto crea situaciones de delincuencia común. La pobreza es el principal enemigo del país y debe ser combatido. Paul Eric piensa que los gobiernos deben tener esto en sus agendas como prioritario y no construir casas en el aire.

Por último le pregunté a Paul acerca de lo que piensa de los países latinoamericanos y me respondió que al entrar en contacto con personas procedentes de esa región del mundo siente muchos lazos de identidad por la forma de ser alegre, sencilla, la vibración que tienen por la música y la preocupación permanente que muestran por el desarrollo de sus pueblos. Le dije que si le dieran cuatro boletos de avión para visitar cuatro países hispanoamericanos, cuáles elegiría, y me dijo que Brasil por el fútbol y la zamba, México por el mundial de 1986, Argentina porque fue a ese país en donde llegaron por primera vez en América los salesianos de Don Bosco y Colombia porque ha conocido muchos misioneros de ese país trabajando en el Congo y admira su compromiso para con el pueblo.

El Viajero Paisa

Photos: Paul Eric Kibamba

Paul en uno de sus viajes por el río Luapula. / Paul in one of his travel through the Luapula River

 

 

 

Iglesia de Kafubu / The Kafubu Church

 

 

Un país de naturaleza sorprendente y poetica / A country of wonderful views

 

 

Lo mejor: su gente linda. / The best: its beautiful people

 

 

Hit Counter

 

Otra mirada al África, un continente de grandes riquezas naturales, pero sobretodo de gente hermosa, sencilla y que sueña un mejor futuro. La mano de la comunidad internacional se debe sentir, no con intervencionismos, no con colonialismos, no con ismos que dan más hambre, sino con una solidaridad real, profunda, que valora el factor humano sobre todo, sin compasiones ciegas y con mucho estimulo a la iniciativa.

Other view to Africa. A rich continent for its people, resources and values. A continent we need to help to develop its great spirit.

WELCOME TO LUBUMBASHI, CONGO

 

 Jerusalem, 24.03.2005 (VP)

By Paul Eric Kibamba.

Edition: Albeiro Rodas

   I was born in 1976 in Lubumbashi, Kananga Province, Democratic Republico of Congo. In the city there is a rich district called Golf with showy hotels, clubs, expensive restaurants, a huge hippodrome and like-French style big houses. But you are welcome better to other more interesting places like Kenya Quarter, southeast of the Center Ville (downtown): it is a more popular place, less expensive, good hotels and a big market: the Mzee Laurent Depore Kabola Plaza. The name is due to the president, assassinated four years ago, that was much dear to people in the country.

   The city buses come from Center Ville to most of the districts, with derisory prices, less than 20 cents of dollar.  (U$ 1 = FC 40). Maybe you would think that the buses are junk, scrap-iron, but no: there was a great importation of nice vehicles from Dubai, so they are enough good, but still you can see some old models around. Taxis have not a color to be identified. Any driver chooses the color near to his delight! There is not a taximeter, so you have to make a previous contract with the driver (don’t take a taxi and after make a contract: the norm is make a contract and take the taxi). From Center- Ville to Kenya District you can be asked around U$5, but it can be less if you are enough convincing.  

   Typical food in the city: Bucari, made with corn, flour, vegetables and fish. There are two types of beers: Simba and Tembo, same business. With U$5 you can have a great banquet in the Kenya District.

   Souvenir: The colorful cloth that people use to make skirts, treasures and so forth. There are works in wood and copper. As our country has been a place with so many internal political conflicts, we have not properly a tourist industry, though it is a big country with a great nature life to see and enjoy. Much of the foreigners in the country are Lebanese and Pakistani people who work in business here or volunteers from around the world in NGOs.  

   Outside the city you can visit the huge copper mine, easy to identify because it is a big like-black mountain. The place can be seen from afar and practically it is the sign that you are in Lugumbashi. But the best of my country is its people. After you meet them and enjoy its friendship, you would not forget them.

   The main problem for me now is so many street children in the city. They are the rest of a terrible war and have nobody to see for them. So, of course, that means delinquency. I consider our State must be concern about the poverty in our country. Poverty is our first enemy and we must fight it.